¿Quieres tener más calidad de vida/salud?

¿Quieres tener más calidad de vida/salud?

Y.. si te digo que ¡en ti está la clave!

El ser humano, por suerte o desgracia, depende para quien, está constituido por huesos, músculos, vísceras, tejido graso…, no somos robots, ni nuestro organismo está compuesto por piezas reemplazables o que solo sirva con lubricarlas un poco, tan fácilmente, para que de nuevo el conjunto funcione perfectamente.

No, el ser humano es mucho más complejo, y por ello, un sistema al que cuidar, proteger, mimar y entrenar. Sí, has leído bien, entrenar.

El paso de los años hace que el vehículo que nos transporta desde el día en que nacemos hasta el que morimos, y que se va adaptando a nuestro estilo de vida y comportamiento, vaya desgastándose, dañándose, en resumen empeorando.

Si de una maquina se tratase, habría que decir que es importante para alargar su vida útil realizar revisiones frecuentes en un especialista, y hay que engrasarla y alimentarla con los mejores nutrientes.

Ahora, extrapolemos lo mismo al cuerpo humano. Entonces, ¿que pasa?, nos mal nutrimos, nos mal cuidamos, nos olvidamos de realizar pruebas para mirar el nivel en el que estamos… si lo hacemos con las máquinas, ¿por qué no lo hacemos con nosotros?

¿Y, si en esas revisiones a las que llevamos a nuestra maquina (cuerpo) en vez de recetar parches (pastillas) nos recetasen actividad física?

El paso de los años, bueno, y también el aumento de la dejadez, hacen que la movilidad se vea reducida, el sedentarismo llame a la puerta y la sarcopenia (como explicarlo para que entendáis este término… ¡ah sí!, llamémoslo muerte del tejido por inactividad) vayan increchendo.

La dificultad para moverse junto a otros síntomas como la falta de equilibrio y/o rango de movilidad son rangos apreciables con facilidad en gran parte de la población actual.

Visto de esta manera quizás no sea un dato suficientemente llamativo, pero, ¿y si os dijera que la falta de masa muscular está relacionada con un aumento en la probabilidad de morir, o con enfermedades de carácter metabólico y cardiovascular, ocasionando, a mayores, problemas en la saturación de la glucosa en sangre, un aumento de la presión sanguínea y como consecuencia de esto un aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria?

No hace mucho discutía sobre estos temas con un amigo y familiar.

Yo les recomendaba la importancia del trabajo de la fuerza muscular, bien fuera a través del uso de máquinas o peso libre, o realizando ejercicios con elásticos/gomas/teraband.

Su respuesta fue, que no querían lucir músculos.

La mía, que quizás no les gustase lucir músculos, pero si lucir salud y poder disfrutar de esta durante muchos años más.

Está demostrado que el trabajo de la musculatura, ya no con fines estéticos sino saludables, reduce el coste de los gobiernos en sanidad.

Dado que vivimos en un momento de crisis, y siempre nos quejamos de que la culpa la tiene el resto, no estaría de más que cada uno, desde su casa, intente aportar algo a la sociedad para poder modificar con pequeños actos lo que  acontece.

Un menor gasto en sanidad, podría suponer un mayor número de ayudas sociales.

Hace unos días leía en un artículo del País una frase dicha por Begoña Molina referente a lo aquí hablado que decía:

«El músculo es la principal reserva de proteínas del organismo, y es un regulador de los niveles de glucosa sanguíneos, porque la consume cuando nos movemos, ayuda a regular la temperatura corporal y se comporta como un órgano endocrino»

Dicho de este modo, si tiene todas esas capacidades, ¿por qué no trabajar para que la maquina funcione adecuadamente?

Enfermedades producidas por falta de musculatura:

  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
  • Obesidad: cuidado aquí, el aspecto físico puede engañar, una persona puede estar aparentemente delgada pero tener índices de grasa elevados y escaso tono muscular.
  • Sarcopénica
  • Diabetes tipo 2
  • Hipertensión
  • Colesterol
  • Hígado graso
  • Incluso algunos estudios achacan que el Parkinson y el Alzehimer podrían también estar más asociados en personas con menor nivel de masa muscular. (Aún por determinar)

Otros motivos por los que trabajar la musculatura:

Perder peso graso. No confundirnos con bajar de peso. Los kilos son simplemente un número, no obsesionarse con esto por favor.

Cerrar pico, o dejar de comer no va a hacer que pierdas peso, al menos no de forma prolongada. Puede ser efectivo durante un tiempo, pero después caerás en el estancamiento, en contra, con el trabajo muscular, aumentamos el gasto metabólico, y con ello las pérdidas de masa grasa.

¿Existe algún sector de la población que deba trabajar con mayor hincapié?

TODOS, desde los más pequeños a los más mayores, pero sobre todo destacaría en mujeres que desean ser madres para preparar el organismo para ese momento, y en hombres y mujeres a partir de los 50 años, la bajada de nivel hormonal supone o arrastra consigo también una pérdida de la masa muscular, y todas aquellas personas con problemas de osteoporosis, ya que gracias al trabajo de fuerza se genera una mayor fijación de calcio por parte del hueso

Y aparte de trabajar la musculatura, ¿debemos hacer algo a mayores?

Los que lleváis tiempo siguiéndome sabréis ya la respuesta, estoy seguro, para los nuevos, o aquellos que dudan, la respuesta es SÍ.

La calidad nutricional es un factor más a tener en cuenta y con una importancia similar, por lo que si los unimos suman y los beneficios serán mayores.

Vale, pero ahora vamos al grueso de la cuestión, para quien no les gusta esto de entrenar… ¿Cuánto tiempo han de dedicar?

Las bases establecen un mínimo de 3 sesiones semanales de 30 min. Pero estamos hablando de mínimos, lo ideal sería trabajar entre 150 y 270 min a la semana repartido en varias sesiones.

Para los neófitos, o personas no iniciadas recomiendo realizar el trabajo en días alternos empezando con 30 min, y cada dos semanas ir aumentando el tiempo de duración de las mismas por 5 min hasta llegar a los 60 min por sesión.

Mi consejo personal es que siempre os dejéis asesorar por un profesional, este evaluará todas las cuestiones a tener en cuenta y desarrollará sesiones que aparte de dar fruto, no sean monótonas, lo que te hará que no te canses de entrenar y pierdas la motivación que te impulsa a hacerlo.

Lo más importante de todo es que exista progresión.

Deja un comentario

error: El contenido está protegido