La menopausia

La menopausia

Empezamos la semana hablando de la menopausia.

Lo primero, aclaremos, ¿qué es?

Es el momento de la vida de una mujer en el cual se deja de tener períodos menstruales y por ende, se pierde la fertilidad. Se podría catalogar como que realmente se está en este periodo tras 12 meses consecutivos sin el ciclo menstrual.

Si estos síntomas se dan en gente joven (menores de 45 años) , habría que estudiarse el caso, dado que puede ser debido a otros síntomas.

¿Llega así, de repente, sin previo aviso?

No, previo a ésta, existe una etapa conocida como perimenopausia, que es una transición hacia el cambio que puede producirse varios años antes, cuando los niveles de estrógenos y progesterona comienzan a descender, o existen periodos irregulares, pero donde aún la mujer es fértil y puede llegar a quedarse embarazada.

¿Qué sucede en esta época?

En esta época de transición de carácter gradual (generalmente), los ovarios comienzan a producir menor cantidad de como estrógenos y progesterona.

¿Cuál suele ser la franja de edad en la que sucede este acontecimiento?

En general entre los 45 y los 55 años, aunque es cierto que ciertos comportamientos pueden acarrear que esta se adelante, como puede ser el caso del consumo del tabaco, cirugía para extirpar los ovarios o el útero, tratamientos con quimioterapia o para tratar el cáncer, en concreto el de mama. En estos últimos casos la menopausia pasa a tener un nombre concreto, donde se la conoce como menopausia médica o quirúrgica

¿Cuáles podrían describirse como síntomas de este momento? Y, ¿Cuál es la causa?

La causa es un cambio de los niveles de estrógenos.

Los síntomas son:

  • Aparición de sofocos o calores repentinos (de 30 s a 10 min) seguidos de escalofríos
  • Enrojecimiento del rostro y el cuello
  • Manchas rojas en el pecho y los brazos
  • Sequedad vaginal
  • Infecciones vaginales
  • Incontinencia urinaria al estornudar, toser, reír, saltar o correr por una falta de tono muscular del suelo pélvico y músculos vaginales
  • Falta de apetencia sexual
  • Insomnio
  • Fatiga
  • Falta de energía
  • Problemas cognitivos
  • Cambios de humor
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Osteoporosis
  • Enfermedades cardíacas.
  • Aumento de peso y de presión arterial
  • Diabetes T2

¿Cómo se puede diagnosticar?

Mediante una analítica de sangre u orina, en la cual se deberá de evaluar los niveles de las hormonas:

  • Estradiol
  • Foliculoestimulante (FSH)
  • Luteinizante (LH)

Se sugiere que durante la menopausia existan revisiones por parte del ginecólogo del suelo pélvico, colorrectales, de mama y por parte del dermatólogo, de la piel.

¿Qué sucede cuando los estrógenos no mantienen los niveles óptimos?

Se ha podido comprobar cómo en mujeres con unos percentiles de grasa corporal, por debajo del 22% o por encima de 31%, tienen entre un 25-35% menos estrógenos

Pero, ¿y esta “maldita” hormona, por qué da tanta guerra?

Esta hormona aparte de tener un importante comportamiento a nivel sexual, mejora la sensibilidad a la insulina y el uso de los carbohidratos como fuente de energía, e interactúa con la leptina, (otra hormona) quien reduce tu apetito, por lo que tener unos niveles óptimos de estrógenos también va a ayudarnos a la hora de perder grasa.

Pero… ¿permanecen los estrógenos siempre en los mismos niveles?

No, varían según el ciclo menstrual

¿Podemos hacer algo?

Cierto es que no se puede parar este proceso, pero si hacer que sus consecuencias sean mínimas.

En primer lugar es muy importante mínimamente mantener y no aumentar la pérdida de masa muscular, la cual provoca una perdida también hormonal mayor que tendrá efectos sobre otros aspectos como el cansancio, la irritabilidad o la pérdida de menstruación (amenorrea) y esto se consigue entrenando la fuerza y llevando una alimentación adecuada.

A nivel nutricional, según varios estudios, se ha podido comprobar que lo más óptimo es llevar una dieta alta en proteínas, moderada en grasas y media baja en carbohidratos (y entrenar, esto no es un aspecto nutricional, pero es importante resaltarlo, y cuando hablo de entrenar me refiero a trabajar la fuerza, no a realizar única y exclusivamente trabajos aeróbicos para supuestamente perder grasa)

¿Qué alimentos o bebidas pueden alterar los niveles de estrógenos a la alza?

Esto no quiere decir que durante la menopausia para elevarles debamos ingerirlos, no nos equivoquemos.

  • Trigo, mejor hacer uso de trigo sarraceno o masa madre
  • Azúcar
  • Lácteos y derivados, tanto animales como “vegetales”. Si se hace uso, mejor de oveja o de cabra
  • Estimulantes como el café
  • Bebidas alcohólicas

¿Cómo de forma nutricional puedo mantener a raya que exista un pico de estos?

  • Edulcorantes como la estevia
  • Manteniéndonos correctamente hidratados, podemos hacer uso de infusiones de té verde, canela, regaliz o la tan conocida pasiflora.
  • Con probióticos como el té Kombucha
  • Ingiriendo fruta y verduras rica en fibra y frutos secos ricos en omega 3-6 y otros.
  • Legumbres
  • Proteína proveniente de moluscos, crustáceos y fuentes de pescado azul (mejor pequeño para evitar alto contenido en minerales)

Existen bajadas de estrógenos cuando estamos en menopausia y perimenopausia, pero, ¿es posible tener los niveles de estrógenos altos? y si la respuesta es sí, ¿cómo afectan?

Los problemas por exceso de estrógeno no son típicos en estos momentos aunque sí que se pueden dar durante el desarrollo de la vida de la mujer.(y del hombre)

Primero tenemos que ser conscientes cómo puede aumentarse ese nivel de hormonas cuando estás bien y no haces uso de ningún fármaco o suplemento para ello.

Los estrógenos pueden verse elevados a consecuencia del uso de cierto tipo de productos de higiene como pueden ser jabones, o de cosmética, como cremas, toallitas húmedas y maquillajes u otros como anticonceptivos o DIU (con parabenos y triclosán) los cuales son disruptores hormonales y generan una bajada en l0a libido o aumentan el riesgo de infarto, entre otros…

¿Cuáles son las causas asociadas a un aumento de estrógenos?

  • Presión arterial baja
  • Sinusitis
  • Alergias primaverales
  • Dermatitis
  • Aumento de la insulina
  • Aumento del acné en parte exterior del brazo
  • Acumulación de grasa en el perímetro abdominal y piernas
  • Aumento de la coloración en el cuello y axilas
  • Aumento de la caída del cabello
  • Grietas en los talones
  • Dolencias menstruales agudas
  • Flujo abundante y con un tiempo no acorde con lo usual
  • Dolores de cabeza
  • Migrañas
  • Dolores en articulaciones y músculos
  • Aumento de la hormona tiroidea generando hipotiroidismo
  • Dolores de barriga
  • Colon irritable
  • Estreñimiento crónico (no durante la regla)
  • Cansancio
  • Frío
  • Ojos hinchados al levantarse
  • Insomnio

Bibliografía

  • J Cardiovasc Pharmacol. 1992;20 Suppl 8:S26-8.Abdominal fat distribution and the metabolic syndrome.Björntorp P1.
  • Ann Med. 1992 Feb;24(1):15-8. Abdominal fat distribution and disease: an overview of epidemiological data.Björntorp P1.
  • Body fat, energy balance and estradiol levels: a study based on hormonal profiles from complete menstrual cycles. Ziomkiewicz A1, Ellison PT, Lipson SF, Thune I, Jasienska G.
  • Silencing of estrogen receptor α in the ventromedial nucleus of hypothalamus leads to metabolic syndrome
  • Sergei Musatov,*†‡ Walter Chen,† Donald W. Pfaff,†§ Charles V. Mobbs,¶ Xue-Jun Yang,¶ Deborah J. Clegg,‖ Michael G. Kaplitt,†‡ and Sonoko Ogawa†**††
  • Association of polymorphisms in the estrogen receptor alpha gene with body fat distribution.Okura T1, Koda M, Ando F, Niino N, Ohta S, Shimokata H.
  • Leptin receptors in estrogen receptor-containing neurons of the female rat hypothalamus.Diano S1, Kalra SP, Sakamoto H, Horvath TL.
  • Efecto de la frecuencia de la aplicación de estrógenos locales sobre el grosor endometrial en mujeres posmenopáusicas. Carranza-Lira S, Culebro-Castro YDC, Olguín-Cruces VA, Rosales-Ortiz S, Sulvaran-Victoria D, Sánchez-Merino E. Gac Med Mex . 2019; 155 (2): 199-201. doi: 10.24875 / GMM.19004706.
  • P.A. Bennett, K. Lindell, C. Wilson, L.M. Carlsson, B. Carlsson, I.C. Robinson, Cyclical variations in the abundance of leptin receptors, but not in circulating leptin, correlate with NPY expression during the oestrous cycle, Neuroendocrinology 69 (1999) 417–423.
  • D.J. Clegg, L.M. Brown, S.C. Woods, S.C. Benoit, Gonadal hormones determine sensitivity to central leptin and insulin, Diabetes 55 (2006) 978–987.
  • Asociación del estado hormonal con el riesgo cardiovascular evaluado por Globorisk en mujeres mexicanas González-Escudero E, Basurto-Acevedo L, Barrera-Hernández S, Díaz-Martínez A, Sánchez-Huerta L, Hernández-González O, Santiago-Jiménez G, González-Quintana VM, Rodríguez-Luna AK, González-Chávez A. Gac Med Mex . 2018; 154 (6): 638-644. doi: 10.24875 / GMM.18004104. Español.
  • Coste-efectividad de una intervención de ejercicio basada en la atención primaria en mujeres perimenopáusicas. El proyecto FLAMENCO. Špacírová Z, Epstein D, García-Mochón L, Aparicio VA, Borges-Cosic M, López Del Amo MP, Martín-Martín JJ. Gac Sanit . 2018, 16 de octubre. Pii: S0213-9111 (18) 30177-8. doi: 10.1016 / j.gaceta.2018.05.012.
  • La menopausia: hipertensión y enfermedad vascular. Zilberman JM. Hipertens Riesgo Vasc . 2018 abril-junio; 35 (2): 77-83. doi: 10.1016 / j.hipert.2017.11.001. Epub 2018 1 de febrero. Español.PMID: 29396243
  • Síntomas relacionados con la menopausia en mujeres de mediana edad residentes en la provincia de Zaragoza. Pérez-Roncero GR, Martínez-Dearth R, López-Baena MT, Ornat-Clemente L. Enferm Clin . 2013 noviembre-diciembre; 23 (6): 252-61. doi: 10.1016 / j.enfcli.2013.09.003. Epub 2013 22 de noviembre. Español. PMID: 24275319
  • Cambios metabólicos en mujeres climatéricas en términos de índice de masa corporal. Murillo-Uribe A, Carranza-Lira S, Ascencio-González D, Santos-González J. Ginecol Obstet Mex . Abril de 1996; 64: 161-6. Español. PMID: 8698245

Deja un comentario

error: El contenido está protegido