¿Qué es realmente el Nutriscore?

¿Qué es realmente el Nutriscore?

¡¡¡Buenas tardes !!!

Ayer  12/11/2018  la Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luis Carcedo anunciaba la implantación del NUTRISCORE obligatorio en 2019

Pero, ¿qué es realmente el Nutriscore?

Es un logotipo de cinco colores para facilitar al ciudadano información precisa sobre la «calidad nutricional» (si sigues leyendo sabrás porqué  lo he entrecomillado) del producto.

Está medida será obligatoria a finales del 2019.

Según el Real Decreto 126/2015, los alimentos han de estar correctamente etiquetados con la información nutricional, aunque estos datos muchas veces son difíciles de interpretar y valorar.

¿Qué supuestamente marcan estos colores?

El código identificará los productos más saludables en verde y en rojos los de menor calidad nutricional.

Hasta aquí todo parece muy interesante, pero… ¿cómo no iba a tener un gran PERO?,… ¿quién se encargará de momento de hacer dicha evaluación?

El pasado miércoles, cinco de las grandes multinacionales del sector de la alimentación  anunciaron la creación de SU PROPIO  “semáforo nutricional“, que incluirán en el etiquetado varios de sus productos a la venta.

Se trata de: Coca-Cola, Mondelez, Nestlé, Pepsico y Unilever, lo cual podía perjudicar realmente a los intereses de salud de los consumidores, no así a los económico-empresariales por parte de dichas empresas.

Debido a que esta noticia está creando un gran revuelo, Manuel Moñino, representante del CGCODN comentaba ante la EFAD que la comisión prevé publicar en breve un informe que marque los criterios básicos y mínimos que debe de aplicar este Etiquetado Nutricional Frontal los cuales asistirán y dirigirán los esfuerzos por marcar adecuadamente esta normativa, velando por la salud del consumidor. (esperemos que así sea)

Entre las premisas de este sistema, como ya he dicho, está la necesidad de evidencia científica, sin la cual, según ha dicho la OMS no existirá valoración positiva.

¿Qué opino al respecto?

Ayer dejaba mi respuesta en uno de los periódicos de Castilla y León, El Norte de Castilla en la noticia publicada, con la intención de dar a conocer la realidad.

Soy conocedor de esta iniciativa desde mayo del 2015, cuando tuve la gran oportunidad de contar entre mis entrenados con una de las científicas que se encontraba detrás de la creación e investigación de este protocolo, que por lo que veo, resulta haber sido modificado respecto a la interesante idea inicial.

Creo importante por parte de los medios e instituciones dar a conocer a la ciudadanía que este método solo tendrá en cuenta las calorías del producto en 100g, por lo que productos insanos como la Coca-Cola estarán valorados con la letra B y color verde, mientras que el AOVE (aceite de oliva virgen extra), se verá catalogado con la D o naranja casi roja...

Por lo tanto, esta iniciativa puede ayudar a comparar productos que se asemejen entre sí, pero no debería ser utilizada para hacer una lectura global de todos los alimentos y clasificarlos por la misma como sanos o insanos.

Espero realmente que Sanidad no se deje manipular por las grandes empresas del sector de la nutrición y finalmente terminen aplicando la idea inicial, donde a diferencia de modelos como ENL (Evolved Nutrition Labelling) o el actual DCO ya en uso, (que centran su análisis entre cuatro y cinco nutrientes respectivamente), se haga alusión tanto a los nutrientes beneficiosos para la salud por su aporte nutricional de macro y micronutrientes, como a aquellos cuya ingesta se recomienda reducir por ser perjudiciales para la misma.

Deja un comentario

error: El contenido está protegido